miércoles, 1 de septiembre de 2010

01-SEPTIEMBRE BLAISE CENDRARS


BLAISE CENDRARS
Escritor - Poeta

01-09-1887

Obras: Poesía: La Pascua en Nueva York - Diecinueve poemas elásticos - Desde el mundo entero al corazón del mundo y otras
Novelas: He matado - La Leyenda de Novgorod o del oro gris - Una noche en la selva y otras

Blaise Cendrars (La Chaux-de-Fonds, cantón de Neuchâtel, Suiza, 1 de septiembre de 1887 - París, 21 de enero de 1961), cuyo nombre real era Frédéric-Louis Sauser, fue un escritor suizo en lengua francesa. Adoptó la nacionalidad francesa en 1916.

Narrativa/Poesía. Blaise Cendrars -tras las brasas, las cenizas- es el seudónimo con el que su autor, el escritor suizo Frédéric Sauser Halle que escribió en francés, pasó a la historia de la literatura después de una vida derrochada y aventurera, viajera y cosmopolita, repleta de una obra múltiple escrita a toda velocidad, que hunde sus raíces tanto en las primeras vanguardias como en los modernismos de su época, pero que tocó todos los géneros, novelas y cuentos, viajes, poesía y reportajes, y todo ello sin parar, acumulando sus obras completas en ocho gruesos volúmenes reunidos por las ediciones Dénoel a partir de 1960. La mayor parte de su obra es de carácter autobiográfico, tumultuosa y viajera. Una herida le dejó manco del brazo derecho en la Primera Guerra Mundial, en la que participó en la Legión Extranjera Francesa, lo que no dejó de marcar su vida y su literatura, como si prolongara una estirpe de escritores mancos (Cervantes, Valle-Inclán...) a la manera de los bardos ciegos (Homero, Milton, Borges) ya mítica en las letras universales.
Blaise Cendrars hizo y escribió de todo. Fue novelista, narrador, poeta, autor de guiones de cine y crítico cinematográfico, colaborador de Abel Gance y articulista. Publicó casi un centenar de títulos, entre poemas (donde encontramos Prosa del Transiberiano y El Formose), bastante tempranos y que no se sabe muy bien si están escritos en verso o en prosa, pues su escritura es siempre vanguardista, apelotonada, que pronto daría lugar a su torrencial prosa, inspirada en su propia vida itinerante y aventurera, que no hacía otra cosa que seguir siempre adelante, sin detenerse, siguiendo todas las inspiraciones que le surgían sin parar.

Fijada su residencia en París, en 1919, obtenida ya su nacionalidad francesa -aunque siguió viajando sin parar-, conectó con las vanguardias de la época (Apollinaire, Cocteau, Picasso, Chagall, Modigliani, Braque y otros), empezó una deslumbrante carrera como narrador con una obra dispersa, con novelas inspiradas en sus exóticos viajes como Oro, Ron, Moravagine, El hombre fulminado, La mano cortada, El plan de la aguja, Las confesiones de Dan Yack, más experimentales, Bourlinguer (Trotamundeando en castellano), La urbanización del cielo, Antología negra, Historias verdaderas, Pequeños cuentos negros para los hijos de los blancos, Llévame al fin del mundo, y algunos títulos más, muchos de ellos ya traducidos entre nosotros, antes de fallecer en París en 1961. Escribió con sangre, más que tinta, fue muy respetado por los surrealistas, que le admiraron, pues es su directo referente, y su fama ha llegado así, intacta, hasta nosotros, pues fue un escritor experimental, vanguardista y rompedor, que escribió a borbotones, con las venas abiertas hasta el final, que bien merece una atenta relectura en estas dos muestras muy bien traducidas ahora entre nosotros. -

http://www.elpais.com/articulo/narrativa/Poemas/-y/novela-/Blaise/Cendrars/elpepuculbab/20080426elpbabnar_8/Tes


Poema de Blaise Cendrars

Noches Estrelladas

Yo paso la mayor parte de la noche sobre el puente
Las estrellas cercanas de nuestras latitudes se inclinan inclinan
sobre el cielo
La Estrella Polar desciende cada vez más sobre el horizonte norte
Orión- mi constelación- está en el cenit
La Vía Láctea como una hendidura luminosa se ensancha
cada noche
La Osa es una pequeña bruma
El sur es cada vez más oscuro ante nosotros
Y yo aguardo con impaciencia la aparición de la Cruz del
Sur al este
Para hacerme paciente Venus se hace doble de grandiosa y
quíntuple de resplandor
como la luna ella deja una estela
sobre el mar
Esta noche yo he visto caer un meteorito.


http://lapipademagritte.blogspot.com/2007/07/poemas-de-blaise-cendrars.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario