jueves, 16 de septiembre de 2010

16-SEPTIEMBRE RICARDO ROJAS



"Es simpleza o necedad llorar por lo que con llorar no se puede remediar." Ricardo Rojas. Escritor, periodista

16-09-1882

Obras: El santo de la espada - Victoria del hombre - El país de la selva - El Cristo invisible y otras

Ricardo Rojas (San Miguel de Tucumán, 16 de septiembre de 1882 – Buenos Aires, 29 de julio de 1957) fue un periodista y escritor argentino. Provenía de una de las familias más influyentes de Santiago del Estero; su padre fue gobernador de la provincia. Pasó su infancia en Santiago del Estero y luego se trasladó a Buenos Aires, en donde prosiguió su formación académica. Llegó a ser rector de la Universidad de Buenos Aires entre 1926 y 1930. Desde este año militó en la Unión Cívica Radical, lo que le valió la cárcel; fue desterrado a la Isla Grande de Tierra del Fuego, en el Penal de Ushuaia, donde escribió su obra Archipiélago, que trata sobre la historia de los yaganes y los onas, su religión y el pensamiento de Darwin hacia ellos.1
Escribió poesía de corte neorromántico y tradicional y obras de teatro basadas en temáticas incas. Destacó, sin embargo, en sus obras eruditas o ensayísticas, la más importante de las cuales es su monumental Historia de la literatura argentina en ocho volúmenes. Se le deben, también, libros de indagación histórica, crónicas de viajes y biografías. Murió en Buenos Aires en 1957.

http://es.wikipedia.org/wiki/Ricardo_Rojas

Fragmento de "El santo de la espada" de Ricardo Rojas. Vida del General José de San Martín

El exilio en Europa


El 11 de febrero de 1824 el Libertador se embarcó a Europa para asegurarle una buena educación a su hija. Allí, siguió trabajando para asegurar la Independencia. El 23 de abril llegó al puerto francés de El Havre. Su presencia despertó sospechas: sus papeles fueron incautados y revisados por sus antecedentes revolucionarios. Pero sus documentos le fueron devueltos. El 4 de mayo se embarcó con su hija a Inglaterra. Poco después se radicó en Bruselas.

En 1825 escribió las famosas Máximas para su hija.

Máximas redactadas por el General San Martín para su hija Mercedes Tomasa

* Humanizar el carácter y hacerlo sensible aun con los insectos que no perjudican. Stern ha dicho a una mosca abriéndole la ventana para que saliese: Anda, pobre animal, el mundo es demasiado grande para nosotros dos.
* Inspirarla amor a la verdad y odio a la mentira.
* Inspirarla a una gran Confianza y Amistad pero uniendo el respeto.
* Estimular en Mercedes la Caridad con los Pobres.
* Respeto sobre la propiedad ajena.
* Acostumbrarla a guardar un Secreto.
* Inspirarla sentimientos de Indulgencia hacia todas las Religiones.
* Dulzura con los Criados, Pobres y Viejos.
* Que hable poco y lo preciso.
* Acostumbrarla a estar formal en la Mesa.
* Amor al Aseo y desprecio al Lujo.
* Inspirarla amor por la Patria y por la Libertad.

En 1829 San Martín llegó a Buenos Aires pero no desembarcó porque se negó a tomar partido en las luchas internas. Así, volvió a Europa.

En 1830 dejó Bélgica y se trasladó junto con su hija a Francia. En 1834 compró una casa en Gran Bourg.

No hay comentarios:

Publicar un comentario