sábado, 9 de octubre de 2010

09-OCTUBRE MARIO DE ANDRADE


"Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido."
Mario de Andrade.
Poeta, novelista, ensayista, musicólogo

09-10-1945

Mário Raul de Morais Andrade (São Paulo, 9 de octubre de 1893 - íbid., 25 de febrero de 1945) fue un poeta, novelista, ensayista y musicólogo brasileño.
destacada figura del modernismo en su país por su actividad innovadora y experimental. Hermano de Oswald de Andrade, comenzó su carrera artística estudiando música en el conservatorio de São Paulo, donde luego fue profesor. Se acercó a la literatura como crítico de arte en revistas y diarios. Como investigador, cultivador y crítico abordó la poesía, la ficción, la música, las artes plásticas y el folclore.

Fue uno de los principales animadores de la que sería una pieza clave del futuro artístico de Brasil, la Semana de Arte Moderno celebrada en São Paulo en 1922. Estuvo a cargo de la dirección del Departamento de Cultura del Municipio de São Paulo y de la cátedra de Historia y Filosofía del Arte en la Universidad del Distrito Federal, en Río de Janeiro.

Su primer libro, Hay una gota de sangre en cada poema (1917), obedece a normas estilísticas, como la métrica y la rima, de influencia parnasiana; usa la poesía como forma de denunciar los horrores de la Primera Guerra Mundial. Posteriormente, rompió con el parnasianismo elitista en su colección de poemas Paulicéia Desvariada (1922), considerado el primer libro del movimiento modernista, y que le valió el apodo de "Papa del modernismo brasileño". En el prólogo, manifiesto teórico tan confuso como ardiente, en forma de breves frases, Andrade anunciaba el Desvairismo, tendencia que propugnaba la completa autonomía del movimiento.
Es una lírica que recoge evidentes influjos de Laforgue, en una acumulación de frases exclamativas, a veces sin verbo, creando una atmósfera sentimental y sarcástica a un tiempo. En Losango Cáqui (1926), la preocupación nacionalista predomina sobre la reflexión estética y poética. Es un libro de irónica atmósfera militar, donde se canta, por ejemplo, a los "involuntarios de la patria". Influidos por las vanguardias, sus poemas muestran la vida cotidiana y describen ideas y emociones simples con un tono irónico. Clã do Jabuti (1927) representa su etapa más nacionalista.

En prosa destacan Amar, Verbo Intransitivo (1927) y Macunaíma (1928). La primera es una denuncia de la hipocresía de la clase burguesa de São Paulo y un análisis psicológico de los personajes que retoma las teorías de Freud y desmitifica las relaciones familiares. Macunaíma, novela donde está presente su nacionalismo, rompe con los modelos académicos, reelaborándolos con elementos folclóricos. A partir del protagonista, un antihéroe, describe el encuentro del indio amazónico con la tradición de la cultura europea en la ciudad de São Paulo.

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/a/andrade_mario.htm

TRESCIENTOS

Soy trescientos, soy trescientos cincuenta
Las impresiones renacen de sí mismas sin descanso,
Oh espejos, oh! Pirineos! ¡Habitantes de de la playa!
Sí un dios muere, ¡iré en el Piauí a buscar otro!
Abrazo en mi lecho las mejores palabras,
Y los suspiros que doy son violines extraños;
Yo piso la tierra como quién descubre hurtando
¡En las esquinas, en los taxis, en habitaciones sus propios!

TRISTEZA

Profundo. Inmundo mi corazón.
Mira el edificio: Mataderos del Continental.
Los vicios me enviciaron en los halagos sin sacrificios....
Mi alma oscila como la avenida São João....

Y dicen que los polichinelos son alegres!
Yo nunca los he escuchados en mis arlequines interiores....

Paulinas, mi novia.... Hay matrimonios así....
Nadie les asistirá jamás!
¡Las permanencias de ser uno en la fiebre!
Nunca nos encontramos....
Pero hay encuentros en la medianoche de Armenonville....

Y tuvimos una hija, solamente una....
Bautismos del sr. Cura Bruma;

Agua bendita de las garúas monótonas...
La registré en la oficina de Consolaçao..
La llamé Soledad de las Plebes....

¡Los pobres cabellos cortados de nuestra monja!

Yo soy trescientos, soy trescientos cincuenta,
Pero uno día finalmente me encontrará.
Tengamos paciencia, pequeñas golondrinas,
Solamente el olvido es que condensa,
Y entonces mi alma servirá de abrigo.

http://antologiavirtualpoetasdelmundo.blogspot.com/2008/02/mario-de-andrade-brasil-1893-1945.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario