martes, 26 de octubre de 2010

25-OCTUBRE JOHN BERRYMAN


“Debemos viajar en la dirección de nuestro miedo."
John Berryman
Novelista, poeta

25-10-1914

Obras: Engaños - Recuperación - “Sonetos”, “Homenaje a la señora Bradstreet”, “77 canciones del sueño”,

John Berryman nació el 25 de octubre del año 1914 en McAlester, en el estado de Oklahoma y se suicidó el 7 de enero de1972. Fue un poeta estadounidense. Se le considera como una de las mayores figuras de la poesía estadounidense de la segunda mitad del siglo XX.

Berryman publicó su primera obra, titulada Poems, en 1942 durante la Segunda Guerra Mundial, y una segunda, Dispossessed, seis años más tarde. La primera obra considerada como una de sus más importantes fue Homage to Mistress Bradstreet, aparecida en 1956. En cuanto al público y la crítica, fue sus Dream Songs, que aparecieron en serie desde 1964, las que mayor acogida obtuvieron.

El primer volumen de esta serie, titulada 77 Dream Songs, le permitieron ganar el Premio Pulitzer de poesía, siendo la máxima distinción que puede recibir un profesional de la prensa en Estados Unidos. El segundo volumen apareció en 1968, titulado His Toy, His Dream, His Rest. Un año más tarde, los dos volúmenes fueron publicados en un sólo libro, The Dream Songs.

Cuando John Berryman tenía apenas 10 años, en 1924, su padre, un banquero de Florida, se suicidó, y él mismo sería el primero en encontrar el cadáver. Un tiempo más tarde, su madre se vuelve a casar, y sería por el apellido de su padrastro que adoptaría el pseudónimo de Berryman. La imagen del suicidio de su padre le influiría en sus poemas, ya que en varios de ellos se trata este tema de forma indirecta.

Berryman era alcohólico y algunos de sus amigos dijeron que mientras estudiaba en la Universidad de Columbia parecía tener una doble personalidad. Su alcoholismo y depresión le fueron alterando sus capacidades para escribir, hablar en público y trabajar normalmente. Así, en 1972, su estado depresivo le lleva a seguir el ejemplo de su padre: se suicida tirándose por el puente de la Avenida Washington enMinneapolis, en Minnesota.

http://es.wikipedia.org/wiki/John_Berryman

El sol corría en el cielo, el taxi voló;
había una especie de fiebre en el reloj
esa mañana. Llegamos a Waterloo
con tiempo de sobra y supe encontrar mi rumbo.
El café amargo en un pequeño restaurante
nos dio para conversar. Cuando el tren
comenzó a andar te vi volverte
y desaparecer, y las venas de mi cerebro
estallaron, el tren rugió, los demás pasajeros
saltaron presurosos, ardiendo el mudable aire
che si cruccia, oí los demonios maldecir
y chillar de alegría en ese lugar lejano a la súplica.


El Poder de la Palabra
www.epdlp.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario