martes, 9 de noviembre de 2010

09-NOVIEMBRE IVAN TURGUÉNEV


"El tiempo vuela a veces como un pájaro, y a veces se arrastra como un caracol. Pero la mayor felicidad del hombre sobreviene cuando no se advierte si su paso es raudo o moroso"
Ivan Turguenev
Escritor, novelista, dramaturgo

09-11-1818

Obras: Padres e hijos (Novel) Relatos cortos: Memorias de un Cazador - Primer amor - Diario de un hombre superfluo - Torrentes de primavera - La fortuna del idiota (drama) y otros

Iván Serguéyevich Turguénev, cuyo apellido es en ocasiones transcrito como Turguéniev (ruso: Иван Сергеевич Тургенев) (Orel, Rusia; 28 de octubrejul./ 9 de noviembre de 1818greg. - Bougival, París, Francia; 22 de agostojul./ 3 de septiembre de 1883greg.) fue un escritor, novelista y dramaturgo, considerado el más europeísta de los narradores rusos del siglo XIX.

Turgénev nació en el seno de una rica familia terrateniente en Orel, Rusia. Su padre Sergéi Nikoláyevich Turgénev, coronel de la caballería imperial, murió cuando Iván tenía dieciséis años, dejándolo junto con su hermano Nikolái al cuidado de su abusiva madre, Varvara Petrovna Lutovinova. Luego de completar la escuela elemental, Turgénev estudió durante un año en la Universidad de Moscú y luego en la Universidad de San Petersburgo, especializándose en los clásicos, literatura rusa y filología.

En 1838 lo envían a la Universidad de Berlín a estudiar filosofía, particularmente Hegel, e historia. Turgénev se impresionó con la sociedad centro-europea de Alemania, y volvió occidentalizado, pensando que Rusia podía progresar imitando a Europa, en oposición a la tendencia eslavista de la época en su país. Igual que muchos de sus contemporáneos con buen nivel de educación, se opuso especialmente al sistema de servidumbre.

Una familia vasalla le leyó los versos de Rossiada de Mijaíl Jeraskov, celebrado poeta del siglo XVIII. Los primeros intentos literarios de Turgénev, incluyendo poemas y esbozos, mostraron su genio y recibieron comentarios favorables de Belinski, por entonces el principal crítico literario ruso. En el final de su vida, Turgénev residió poco en Rusia, prefiriendo Baden-Baden o París, desde que conoció en el teatro Mariinski de San Petersburgo a la cantante Paulina García de Viardot o Pauline García-Viardot, por quien abandonaría Rusia para establecerse en Francia y por cuyo amor estuvo preso hasta el fin de sus días.

Turgénev nunca contrajo matrimonio, si bien tuvo un hijo con una de las siervas de su familia. Alto y robusto, su carácter se destacó por su timidez, introspección y hablar suave. Su amigo literario más cercano fue Gustave Flaubert. Sus relaciones con Lev Tolstói y Fiódor Dostoyevski fueron a menudo tensas, considerando la tendencia proeslavista de ambos.

Su complicada amistad con Tolstói alcanzó tal animosidad que en 1861 éste lo retó a duelo. Si bien luego se disculpó, estuvieron sin hablarse 17 años. Dostoyevski a su vez parodió a Turgénev en su novela Los demonios (1872) , a través del personaje del novelista Karamazinov. En 1880, el famoso discurso de Dostoyevski en la inauguración del monumento a Pushkin versó sobre su reconciliación con Turgénev.

Ocasionalmente visitó Inglaterra, y en 1879 la Universidad de Oxford le otorgó un título honorífico. Murió en Bougival, cerca de París. En su lecho de muerte exclamó, refiriéndose a Tolstoi; "Amigo, vuelve a la literatura". Con tal inspiración, Tolstói escribió obras como La muerte de Iván Ilich y La Sonata Kreutzer.

En 1883 se pesó el cerebro de Turgénev, verificándose la inusual medida de 2021 gramos.

http://es.wikipedia.org/wiki/Iv%C3%A1n_Turg%C3%A9nev

Fragmento de "Primer amor" de Iván Turguénev

Entonces, la reina oye los discursos, escucha la música, pero no mira a ninguno de los invitados. Seis ventanas están abiertas de par en par, desde el techo hasta el suelo, a través de las cuales se ve un cielo oscuro cubierto de estrellas refulgentes y el jardín con árboles grandes. La reina mira al jardín. Allí, entre los árboles, hay una fuente blanca, que se deja oír en la oscuridad de la noche. La reina oye, a través del ruido de la conversación y la música, el murmullo del agua. Mira a la fuente y piensa: todos ustedes, caballeros, sois nobles, inteligentes, ricos, estáis a mi alrededor, captáis al vuelo cada palabra mía, estáis dispuestos a morir a mis pies, pues soy vuestra dueña… Pero ahí, al lado de la fuente, está esperándome aquel a quien yo quiero, el que es mi dueño… No lleva trajes lujosos, ni diamantes. Ni nadie lo conoce, pero me espera y sabe que iré a su encuentro y no hay fuerza en el mundo que pueda impedir que, cuando yo quiera,vaya a verlo y me quede con él en la oscuridad del jardín, bajo el murmullo de los árboles y el sonido de la fuente…

http://universoradioactivo.blogspot.com/2008/06/paginas-inolvidables-primer-amor-ivn-s.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario