lunes, 7 de febrero de 2011

07-FEBRERO ESTANISLAO DEL CAMPO


“Dicen que soy horroroso: por la lisonja, mil gracias: mira tú mi corazón y prescinde de mi cara.”
Estanislao del Campo
Escritor

07-02-1834

Obras: Fausto, Impresiones del gaucho Anastacio el Pollo en la representación de la Ópera - Debates de Mitre - Poesías

Estanislao del Campo Maciel y Luna Brizuela (Buenos Aires, 7 de febrero de 1834 - id., 6 de noviembre de 1880) fue un militar, funcionario de gobierno y escritor argentino. Defendiendo a Buenos Aires tuvo destacada actuación en las batallas de Cepeda y Pavón.

Estanislao del Campo nació en la ciudad de Buenos Aires, Provincias Unidas del Río de la Plata, el 7 de febrero de 1834; provenía de una familia de hidalgos y unitarios, siendo hijo del Cnel. Juan Estanislao del Campo Maestre Forgueras Mayo y Maciel Lacoizqueta Valdivieso de Herrera (n. Buenos Aires del Virreinato del Río de la Plata, 1795 - † íd. de la República Argentina, 1861) — de ascendencia asturiano-santafesina — y también de Gregoria Luna y Brizuela (n. Tucumán, ca. 1810 - † Buenos Aires, 1858) — siendo hija de Francisco Javier de Luna y de Josefa de Brizuela — y quienes tuvieron otro hijo llamado Cupertino Adrián del Campo Forgueras y Luna Brizuela (n. Buenos Aires, 16 de agosto de 1836 - † íd. 1919). De esta manera fue sobrino-paterno de Juana María de Jesús del Campo Maestre Forgueras Mayo y Maciel Lacoizqueta Valdivieso de Herrera que se había unido en matrimonio con el Dr. Miguel Mariano de Villegas, y por lo tanto primo-paterno del Dr. Miguel Francisco de Villegas, del cónsul Jacinto Mariano de Villegas y del Dr. Sixto Villegas; además era sobrino-segundo de Fernando Alfaro, y nieto del hidalgo español Augusto Nicolás Cristóbal del Campo Rodríguez de las Varillas de Salamanca y Forgueras (n. Oviedo, Principado de Asturias, 1758 - † 16 de abril de 1822). También era sobrino-bisnieto-segundo del II-marqués de Loreto y III-virrey del Río de la Plata Nicolás Felipe Cristóbal del Campo y Rodríguez de Salamanca — más conocido como virrey Loreto quien fuera también Presidente de la Real Audiencia de Buenos Aires — además, al ser bisnieto de Isidora Fernández de Valdivieso (n. Córdoba del Virreinato del Perú, 1726) y Chozno de María Martínez del Monje y Pessoa Figueroa (n. Santa Fe del Virreinato del Perú, ca. 1670), era descendiente directo de Juan de Garay, Hernandarias, Jerónimo Luis de Cabrera y Diego de Villarroel.

Se unió en matrimonio en el año de 1864 con Carolina Micaela Lavalle Darregueyra (n. Buenos Aires, 1832 - † 1889) — sobrina del Gral. Juan Galo Lavalle — siendo sus padres Francisco Lavalle González Bordallo (n. Santiago de la Capitanía General de Chile, 1801 - † Buenos Aires de las Provincias Unidas del Río de la Plata, 1836) y Juana Micaela Darregueyra Luca (n. Buenos Aires,1805). Estanislao y Carolina tuvieron una hija llamada Carmen Carolina del Campo Lavalle (n. Buenos Aires, 1872).

En 1840 su padre — el Cnel. Juan Estanislao del Campo y Maciel Lacoizqueta — emigró a Montevideo para unirse al ejército del Gral. Juan Galo Lavalle, dejando a sus dos hijos de 6 y 4 años de edad con su señora esposa Gregoria Luna Brizuela, pero al ocurrir el fallecimiento de dicho general, tras la derrota en Jujuy en 1841, formó parte de la comitiva que trasladó sus restos hasta la ciudad boliviana de Potosí, refugiándose luego en Chile. Los bienes familiares fueron confiscados por Juan Manuel de Rosas — lo que impediría en el futuro a Del Campo estudiar leyes, siendo una profesión muy tradicional en la familia

Estanislao del Campo hasta 1849, año del retorno de su padre a Buenos Aires luego de su autoexilio, hizo sus estudios en la "Academia Porteña Federal" de la calle Florida, dirigida por Florentino García, y en 1850 fue empleado como dependiente de comercio, siendo esto una costumbre entre los jóvenes de buena familia de esos tiempos, trabajando de esta manera en las tiendas de Manuel Albornoz y de Mariano Brantes, y luego en la barraca de Balcarce. En estos empleos tuvo la oportunidad de tratar con gente de campo, especialmente con aquellos despectivamente llamados "orilleros" ya que se iban ubicando en los suburbios de la ciudad, y fue cuando se empezó a familiarizar con las formas de hablar en la campaña bonaerense.

Cuando el 11 de septiembre de 1852 estalló en la ciudad de Buenos Aires una revolución, consecuente a una reacción de la provincia de Buenos Aires contra las condiciones políticas impuestas por el Director Provisorio de la Confederación, Justo José de Urquiza, después de triunfar en la batalla de Caseros sobre Juan Manuel de Rosas y quien se terminó exiliando en el Reino Unido, fue que provocó de esta manera la separación del Estado de Buenos Aires con respecto del resto de la Confederación Argentina (hasta el 17 de septiembre de 1861).

Luego de la separación del Estado de Buenos Aires, Del Campo dejó de trabajar en el sector de comercio para pasar a integrar el primer regimiento de Guardias Nacionales, destacado en San Nicolás de los Arroyos por el gobierno bonaerense de Manuel Guillermo Pinto, para apoyar al Gral. José María Paz. También aquí fue que hizo gran amistad con Ricardo Lavalle — quien se convertiría en su cuñado en el futuro, por el matrimonio con su hermana — y con Adolfo Alsina, a quien admiraba profundamente.
El 1 de diciembre de 1852, el entonces Cnel. Hilario Lagos que desde la revolución antedicha pasó a ser jefe de la "División Centro" cuya sede era Luján, inició un levantamiento contra el gobierno porteño con casi todas las fuerzas de campaña. Atacó a los pocos días la capital, pero fue rechazado por la reacción de Bartolomé Mitre, y fue aquí que Estanislao del Campo, a la temprana edad de 18 años, empezó a iniciarse en las armas, defendiendo a su ciudad del sitio impuesto por el citado coronel y batiéndose con él en en el cantón "Patria o Muerte", en las actuales calles de Juncal y Esmeralda. Aquél llegó a controlar varios barrios porteños, siendo enviado y apoyado por la campaña bonaerense opositora y el resto de la confederación, dirigida por Urquiza.

Para evitar que la deserción y la corrupción se extendieran a las fuerzas venidas de Entre Ríos, el 13 de julio de 1853, Urquiza abandonó el sitio de Buenos Aires, seguido del propio Gral. Hilario Lagos — ascendido desde principios de 1853 — y parte de sus tropas, embarcándose hacia Paraná, reconociendo que habían fracasado.

Desde entonces, el Estado de Buenos Aires — que sancionaría una constitución en 1854 — se mantuvo separado del resto del país. Sus dirigentes oscilaron entre oficializar la independencia nacional del Estado y la pretensión de que ellos representaban a toda la Nación.
[editar]Primeras publicaciones literarias y cargos burocráticos
Hacia 1856, Estanislao del Campo y Luna Brizuela publicaba versos románticos en las revistas "El Recuerdo" y en "El Estímulo", y frecuentaba el "Club del Progreso" y el "Café de los Catalanes", en las calles Cangallo y San Martín.

En 1857, debido a la confiscación rosista de la fortuna familiar, tuvo que descartar la alternativa de estudiar abogacía, ya que en esa época era muy costoso ingresar a la universidad. En el mismo año trabajó por un mes como auxiliar de archivo en la Aduana, y en el mes de agosto comenzó a editar los primeros versos en el diario "Los Debates", fundado por Bartolomé Mitre, caracterizándose por su expresión gauchesca. El 10 de agosto, el periodista gaucho publicó unas décimas que describen el segundo ensayo del "Ferrocarril del Oeste, en la Plaza del Parque". El 11 de agosto asistió acompañado de un amigo gaucho apodado Anastasio "el Pollo", al viejo teatro Colón ubicado en las calles Reconquista y 25 de Mayo de la ciudad de Buenos Aires, para presenciar el debut de "Safo" (de Giovanni Pacini). Probablemente su amigo jamás había estado como espectador en una obra teatral, confundiendo la ficción con la realidad, dando como real lo que miraba en el escenario, por lo cual empezó a desvestirse para "salvar la vida" de la artista y sólo la oportuna caída del telón salvó a la cantante de su salvataje. El 14 de agosto, este episodio fue publicado en el diaro citado, con el título: "Carta de Anastasio el Pollo sobre el Beneficio de la Sra. La Grua", siendo una simpática narración del suceso en verso gauchesco, y convirtiéndose en un rotundo éxito.
En 1858 el poeta participó del Ateneo Literario organizado por la revista "El Estímulo" y fue designado secretario privado del gobernador Valentín Alsina.

Sin abandonar la poesía que a menudo fue circunstancial, Estanislao alternó la carrera administrativa con la militar y el 31 de mayo de 1859 recibió su despacho de teniente del regimiento 4 de Guardias Nacionales. De esta manera, el 22 de octubre del mismo año combatió en la batalla de Cepeda, siendo derrotados como parte de los porteños comandados por Mitre, y además en la victoriosa Pavón defendiendo los intereses de Buenos Aires, en la que alcanzó el grado de capitán. Como consecuencia, el 17 de septiembre de 1861, se reunificó la Nación Argentina.
En 1863 fue designado secretario de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires.

Al estrenarse la obra teatral "Fausto" (de Gounod, con libreto de Michel Carrié y J. Barbier) en el Colon, el 24 de agosto de 1866, concurrió a presenciarlo. Dicho estreno de la ópera en Buenos Aires se había constituido en un acontecimiento de gran renombre cuyos resúmenes se publicaron en los periódicos y se hicieron traducciones de su libreto.

El 25 de mayo de 1867, el poeta renunció a la secretaría de la Cámara, por haber sido elegido diputado nacional por los partidarios de Adolfo Alsina de la provincia de Buenos Aires, prestando juramento el 31 de mayo del mismo año, y fue designado miembro de la Comisión Militar. En diciembre renunció a la banca legislativa, para poder fundar el periódico liberal "Porvenir Argentino". En 1868 apoyó la fórmula Domingo Faustino Sarmiento-Adolfo Alsina que salió victoriosa. En el mismo año dejó de publicar su periódico.

Previamente a que Alsina asumiera su vicepresidencia, le había designado oficial mayor del "Ministerio de Gobierno de la Provincia", cargo que ocupó hasta 1879. Mientras tanto, aunque ocupado por trabajos burocráticos, no dejó jamás de narrar y en 1870 publicó la primera edición de sus Poesías: "Composiciones varias", "Composiciones festivas" y "Acentos de mi guitarra".
En 1873 apoyó la candidatura a la presidencia de la Nación de su amigo Alsina y en 1874, Mariano Acosta, quien fuera gobernador de Buenos Aires de ese entonces, firmó su nombramiento de teniente coronel, y es puesto al frente del 1er. Batallón del 4º Regimiento de Guardias Nacionales. En esta época fue que surgió la famosa estrofa que dirigió al jefe del Estado Mayor, en referencia a la dieta del personal militar:

"Señor coronel Gorordo: permítame que le diga / que me bala la barriga / de comer carnero gordo." (de Estanislao del Campo)
Adoptó el seudónimo de Anastasio el Pollo en homenaje a Hilario Ascasubi, Aniceto el Gallo. Murió joven el 6 de noviembre de 1880 — en el mismo año se le había otorgado la jubilación con sueldo íntegro, que poco pudo gozar —. En su entierro en el Cementerio de la Recoleta tomaron la palabra José Hernández y Carlos Guido y Spano. Sus restos descansan allí aún hoy. Manuel Mujica Láinez escribió su biografía (Vida de Anastasio el Pollo, 1948).

Fragmento de FAUSTO:
(Impresiones del gaucho Anastasio El Pollo)

I

En un overo rosao,
Flete nuevo y parejito,
Caía al bajo, al trotecito,
Y lindamente sentao,
Un paisano del Bragao,
De apelativo Laguna:
Mozo jinetazo ¡ahijuna!,
Como creo que no hay otro,
Capaz de llevar un potro
A sofrenarlo en la luna.

¡Ah criollo! si parecía
Pegao en el animal,
Que aunque era medio bagual,
A la rienda obedecía
De suerte, que se creería
Ser no sólo arrocinao,
Sino tamién del recao
De alguna moza pueblera.
¡Ah Cristo! ¡quién lo tuviera!...
¡Lindo el overo rosao!

Como que era escarciador,
Vivaracho y coscojero,
Le iba sonando al overo
La plata que era un primor;
Pues eran plata el fiador,
Pretal, espuelas, virolas
Y en las cabezadas solas
Traiba el hombre un Potosí:
¡Qué!... Si traía, para mí,
Hasta de plata las bolas.

En fin: -como iba a contar,
Laguna al río llegó,
Contra una tosca se apió
Y empezó a desensillar.
En esto, dentró a orejiar
Y a resollar el overo,
Y jué que vido un sombrero
Que del viento se volaba
De entre una ropa, que estaba
Más allá, contra un apero.

Dió güelta y dijo el paisano:
-¡Vaya "Záfiro"! ¿qué es eso?
Y le acarició el pescuezo
Con la palma de la mano.
Un relincho soberano
Pegó el overo que vía,
A un paisano que salía
Del agua, en un colorao,
Que al mesmo overo rosao
Nada le desmerecía.

Cuando el flete relinchó,
Media güelta dió Laguna,
Y ya pegó el grito: -¡ahijuna!
¿No es el Pollo?
-Pollo, no,
Ese tiempo se pasó.
(Contestó el otro paisano),
Ya soy jaca vieja, hermano,
Con las púas como anzuelo,
Y a quien ya le niega el suelo
Hasta el más remoto grano.

Se apió el Pollo y se pegaron
Tal abrazo con Laguna,
Que sus dos almas en una
Acaso se misturaron.

Cuando se desenredaron,
Después de haber lagrimiao
El overito rosao
Una oreja se rascaba
Visto que la refregaba
En la clin del colorao.

-Velay, tienda el cojinillo
Don Laguna, sientesé
Y un ratito aguardemé
Mientras maneo el potrillo:
Vaya armando un cigarrillo,
Si es que el vicio no ha olvidao,
Ahí tiene contra el recao
Cuchillo, papel y un naco:
Yo siempre pico el tabaco
Por no pitarlo aventao.

-Vaya amigo, le haré gasto...
-¿No quiere maniar su overo?
-Dejeló a mi parejero
Que es como mata de pasto.
Ya una vez, cuando el abasto,
Mi cuñao se desmayó;
A los tres días volvió
Del insulto, y crea amigo,
Peligra lo que le digo:
El flete ni se movió.

- ¡ Bien haiga gaucho embustero!
¿ Sabe que no me esperaba
Que soltase una guayaba
De ese tamaño, aparcero?
Ya colijo que su overo
Está tan bien enseñao,
Que si en vez de desmayao
El otro hubiera estao muerto,
El fin del mundo, por cierto,
Me lo encuentra allí parao.

-Vean como le buscó
La güelta... ¡bien haiga el Pollo!
Siempre larga todo el rollo
De su lazo...
¡Y cómo no!
¿O se ha figurao que yo
Asina nomás las trago?
¡Hágase cargo!...
-Ya me hago...

-Prieste el juego.
-Tómelo.
Y aura le pregunto yo
¿Qué anda haciendo en este pago?
-Hace como una semana
Que he bajao a la ciudá,
Pues tengo necesidá
De ver si cobro una lana,
Pero me andan con mañana
Y no hay plata, y venga luego.
Hoy no más cuasi le pego
En las aspas con la argolla
A un gringo, que aunque es de embrolla
Ya le he maliciao el juego.

-Con el cuento de la guerra
Andan matreros los cobres,
Vamos a morir de pobres
Los paisanos de esta tierra.-
Yo cuasi he ganao la sierra
De puro desesperao...
Yo me encuentro tan cortao
Que a veces se me hace cierto
Que hasta ando jediendo a muerto...

-Pues yo me hallo hasta empeñao.
- ¡Vaya un lamentarse! ¡ahijuna!...
Y eso es de vicio, aparcero:
A usté lo ha hecho su ternero
La vaca de la fortuna.
Y no llore, Don Laguna,
No me lo castigue Dios:
Si no comparemolós
Mis tientos con su chapiao,
Y así en limpio habrá quedao,
El más pobre de los dos.

-¡Vean si es escarbador
Este Pollo! ¡Virgen mía!
Si es pura chafalonía...
-¡Eso sí, siempre pintor!
-Se la gané a un jugador
Que vino a echarla de güeno.
Primero le gané el freno
Con riendas y cabezadas,
Y en otras cuantas jugadas
Perdió el hombre hasta lo ajeno.

http://www.los-poetas.com/b/faust.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario