viernes, 15 de abril de 2011

14-ABRIL JOSÉ MARÍA GUELBENZU



JOSE MARÍA GUELBENZU
Escritor

14-04-1944

Obras: La tierra prometida -Cuentos populares españoles - La noche en casa - La muerte viene de lejos - Un amor verdadero y otras

José María Guelbenzu (Madrid, 14 de abril de 1944); escritor español

Estudió Derecho y Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Salamanca, pero en 1964 abandonó los estudios para dedicarse a la literatura. Sus publicaciones más tempranas vieron la luz en las revistas Signos (donde colaboraba con críticas cinematográficas) y Cuadernos Hispanoamericanos (donde dio a conocer sus poesías). Precisamente, es un poemario su primer libro publicado, aunque desde entonces, Guelbenzu ha desarrollado su carrera literaria principalmente como novelista. En 1967 fue finalista del Premio Biblioteca Breve con El Mercurio, su primera novela.

Trabajó en la revista Cuadernos para el Diálogo, además de colaborar en diversos periódicos y en numerosas revistas literarias. Fue director editorial de Taurus y Alfaguara hasta 1988, año en el que pasó a dedicarse en exclusiva a la literatura. Es colaborador habitual de las secciones de Opinión y Libros del diario El País y crítico del suplemento literario Babelia. En 2001 publicó su primera novela policíaca No acosen al asesino, con la juez Mariana de Marco como protagonista, y en 2007 publicó la segunda parte, El cadáver arrepentido.

Está casado con la editora de bestsellers Ana Rosa Semprún, en la actualidad directora general de Espasa Calpe.

Fragmento de La noche en casa

" Mientras ambos se arrullan y mullen piel con piel, Chéspir no deja de visionar imágenes repentinas, apenas hiladas y que sin meditación posible por su parte le atraviesan una y otra vez y forman parte de su deleite: son gestos conocidos y queridos de Paula; le vienen a la mente cuando, como ahora, juntos, pegados literalmente uno a otro en vaivén, esconde su rostro en el cuello y hombro de Paula; nunca cuando le mira a los ojos porque entonces la presencia de Paula a través de su mirada es tan poderosa que Chéspir siente el vértigo de una profunda personalidad y una vivencia que le atemoriza y fascina, que le retiene en cualquier caso y le olvida de sí, magnetizado. Pero los gestos queridos ya comienzan a perderse porque todo el minucioso conocimiento sensual en que vienen balanceándose desde hace un rato ha tensado de tal modo el pene de Chéspir que allí siente reunido cuanto hasta ahora ha descubierto de sí y su deseo; Paula lo ha advertido y aproxima a él los labios, la boca de la vagina, guía brevemente a Chéspir y de pronto siente, recibe hasta el punto la vibración de Chéspir, todo Chéspir recorriendo las paredes de su vagina latiendo y moldeando esa verga; ella grita bajo el espasmo, grita con un sonido que traspasa a Chéspir, le golpea en la base del pene, sube por él reptando como si fuera una sucesión de anillos temblorosos de gozo, vuelve a Paula, cuyas sacudidas vaginales estrechan ahora enloquecidas aquel falo culminado y de pronto, y sabido y deseado, todo estalla en el espacio y el tiempo y la descarga precipita sin remedio a los amantes hacia el centro de algún universo. "

El Poder de la Palabra
www.epdlp.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario