miércoles, 4 de mayo de 2011

02-MAYO NOVALIS


"El camino misterioso va hacia el interior. Es en nosotros, y no en otra parte, donde se halla la eternidad de los mundos, el pasado y el futuro."
Novalis
Poeta

02-05-1772

Novalis (Castillo de Oberwiederstedt, en la zona de Sajonia, en la actual Alemania, 2 de mayo de 1772 - Weißenfels, 25 de marzo de 1801) fue un poeta alemán. Su nombre real era Georg Friedrich Philipp Freiherr von Hardenberg. Se le suele encuadrar dentro del primer Romanticismo.

Nacido en el seno de una familia noble de Sajonia, recibió una educación pietista. Estudió Derecho en Jena, donde asistió a los cursos de historia de Schiller y conoció a Fichte, cuya filosofía idealista gravita sobre toda su obra. Tras su traslado a Leipzig en 1791, conoció a los hermanos Friedrich y August Wilhelm von Schlegel, con quienes colaboró más adelante en algunos proyectos, como la revista Athenaeum, una de las primeras manifestaciones del Romanticismo. Un año más tarde pasó a Wittenberg, donde ejerció la jurisprudencia. La muerte de su prometida, la jovencísima Sophie von Kühn, a causa de la tuberculosis (1797), le afectó profundamente. En sus Himnos a la noche (Hymnen an die Nacht, 1800), colección de poemas en prosa y verso, el poeta exalta la noche, identificada con la muerte, como el paso hacia la «vida verdadera», un renacimiento místico en la persona de Dios, donde sería posible el reencuentro con su amada y con el conjunto del universo. En 1799 se convirtió en administrador de minas en Weissenfels, poco antes de su prematura muerte, también a causa de la tuberculosis.

Novalis, Friedrich von Hardenberg (alemán, 1772-1801) es quizás el representante más puro y completo de la corriente romántica alemana: él ha creado los símbolos románticos más ceñidos (en el Heinrich von Ofterdingen, por ejemplo); él ha expresado la crepuscular filosofía romántica del mejor modo; él, en fin, ha planteado adecuadamente la estética romántica. En los Fragmentos, en Los discípulos en el Saís, en los Himnos a la noche, asoma el brillo de un talento agudo e interior.

Dedicatoria (de Enrique de Ofterdingen)

Sólo tú has despertado en mí el impulso noble
de mirar hondamente el corazón del mundo;
con tu mano me diste entera confianza
que me llevó seguro por todas tempestades.

Alimentaste al niño de profundos presagios
y tú lo condujiste por prados fabulosos;
como imagen perfecta de la mujer más tierna
su corazón llevaste a la emoción más alta.

¿Qué es eso que me ata a las cuitas terrenas?
Mi corazón, mi vida, ¿no serán siempre tuyos?
¿No habrá de protegerme tu amor en esta vida?

Al noble arte quiero por tu amor consagrarme,
pues tú, adorada, quieres convertirte en mi musa,
y en el tranquilo espíritu que proteja mis versos.

Aquí, bajo el secreto poderío del canto,
en sus transmutaciones eternas nos saluda;
allí el país bendice como paz infinita
y mientras aquí una juventud nos envuelve.

Es él quien en los ojos claridades derrama
y de las artes sabe mostrarnos el sentido,
y el corazón del hombre fatigado o alegre
en él, intensamente, con gran fervor se gozan.

En su pecho abundante he bebido la vida,
por él en todo cuanto yo soy me he convertido,
y hacia él he levantado exultante mi rostro.

Mi más alto sentido, sin embargo, dormía;
vino el canto flotando hacia mí como un ángel,
y me elevé en el aire despierto, entre sus brazos.

NOVALIS
http://es.scribd.com/doc/30543878/Novalis-Dos-Poemas

No hay comentarios:

Publicar un comentario