jueves, 12 de mayo de 2011

12-MAYO MARCO DENEVI


MARCO DENEVI
Escritor

12-05-1922

Obras: Rosaura a las diez - Ceremonia secreta - Falsificaciones

Marco Denevi (12 de mayo de 1922 - 12 de diciembre de 1998) escritor y dramaturgo argentino. Nació en Sáenz Peña, Partido de Tres de Febrero, provincia de Buenos Aires.

Hizo la secundaria en el Colegio Nacional de Buenos Aires. Luego estudió derecho y se convirtió en escritor siendo ya adulto. También se dedicó al periodismo político. En 1955 obtuvo el Premio Kraft por Rosaura A Las Diez, obra que más tarde sería llevada al cine. En 1960 recibió el premio de otorgado por la revista Life en español por Ceremonia Secreta. Esta obra fue traducida a varios idiomas, incluyendo inglés, francés, japonés e italiano. También tuvo su adaptación cinematográfica en 1968, en Hollywood. En el año 1962 recibió el premio Argentores por la obra "El Cuarto De La Noche". En 1997 se convirtió en miembro de la Academia Argentina de Letras. También obtuvo el Premio Nacional de Teatro por Los Expedientes. En 1990 fue presidente honorario del Consejo de Ciudadanos, entidad que promovió para incentivar la inquietud cívica.

En 1976 los productores Oscar Belaich y Germán Klein interesaron a Denevi en un ciclo para televisión de género policial en el cual para competir con los recursos económicos y técnicos con los que se realizaban las series estadounidenses se debían suplir los mismos con talento, ingenio y trabajo. Denevi exhumó entonces a un personaje de su obra Rosaura A Las Diez, el Inspector Baigorri, y ubicó la acción en la década de 1930. Estaba estructurada en bloques y cada episodio duraba una hora y media en cuyo tramo final tenía lugar la solución de un enigma. El comisario Plácido Donato proveía material tomado de crónicas de la Policía Federal Argentina y la dirección estaba a cargo de Martín Clutet y la protagonizaba José Slavin.

Tras dieciséis episodios del programa, que se tituló División Homicidios, Denevi se cansó del ritmo impuesto por la producción y fue reemplazado por la escritora María Angélica Bosco y el propio Donato.

Fragmento de Rosarua a las diez

" El hombrecito no tenía trazas de don Juan, pero nunca se sabe. El comprendió perfectamente a dónde yo iba. Y tanto lo comprendió, que se puso rojo como un tomate. Le diré que es hombre de enrojecer a cada tres por cuatro, como pronto lo comprobé, pero se ruboriza con tanta frecuencia, que esos tornasoles son ya el color de su cara.
-Finalmente -dije (y aquí hice una pausa)-, finalmente, señor. No es que yo desconfíe de usted. Líbreme Dios de ello. Al contrario, al contrario. Usted parece persona de bien, seria y respetable. Dicen que la cara es el espejo del alma, y usted tiene cara de bueno. Pero ni la cara de usted, desgraciadamente, me salva de ser viuda, ni de tener tres hijas a mi exclusivo cargo, ni de vivir en los calamitosos tiempos en que vivimos, con las Europas en guerra. Sin un hombre que mire por mí, he tenido que salir a la arena, como dicen, a pelear por mi sustento y por el de mis tiernas hijas, y en tales lides, donde la natural debilidad de la mujer no encuentra sino desventajas, mucho es lo que llevo padecido, porque yo soy la del refrán, que duelos me hicieron negra, que yo blanca me era, así que excusado será que tenga la piel sensible quien de cicatrices anda vestido. "

El Poder de la Palabra
www.epdlp.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario