viernes, 13 de mayo de 2011

13-MAYO DAPHNE DU MAURIER


"A veces sucede así en la vida: cuando son los caballos los que han trabajado, es el cochero el que recibe la propina."
Daphne du Maurier
Escritora

13-05-1907

Obras: Rebeca

Dame Daphne du Maurier, DBE (13 de mayo de 1907 - 19 de abril de 1989), nieta del escritor y dibujante George du Maurier, fue una escritora británica famosa por novelas como Rebeca, publicada en 1938, y Mi Prima Raquel, ambas llevadas al cine. Las películas Jamaica Inn y Los Pájaros de Alfred Hitchcock también se basaron en relatos suyos.

Gozó siempre de un ambiente refinado. Sus padres, el productor y actor Gerald du Maurier y la actriz Muriel Beaumont, le dieron una educación exquisita y sus buenas relaciones le permitieron publicar sus primeros escritos en la revista de su tío. Se casó con el lugarteniente Frederick Arthur Motague Browning , quien llegó a ser héroe de guerra y recibió tratamiento de Sir. Ella misma alcanzó la distinción de Dama de su Majestad. Residió en el castillo de Menabille, una fabulosa mansión situada en la costa de Cornualles, que le sirvió como escenario de algunas de sus obras y en donde tuvo tres hijos. Con poco más de veinte años, escribió su primera novela.

Además de sus obras más conocidas, por haber sido llevadas al cine, escribió muchos relatos en los que refleja mujeres traumatizadas o perversas, cuya insatisfacción no calma de la misma muerte. Es el caso de los relatos "El manzano", "El joven fotógrafo" o "Bésame otra vez, forastero" (El Nadir, 2005, Valencia). Historias de crueldad, discreta misoginia, ambientes cargados de energías negativas, que se adelantan a los que luego trazó Patricia Highsmith

Fragmento de Rebeca

... Aún estaba puliéndome las uñas. Estaban descuidadas, uñas de colegial. Los pellejos crecían casi tapando las medias lunas blanquecinas. La del pulgar estaba toda mordida, casi hasta llegar a lo vivo. Volví a mirar a Maxin. Todavía continuaba delante de la chimenea.

- ¿En qué piensas? -le pregunté.

Sonó mi voz tranquila y serena. No como mi corazón, que latía furioso allí dentro. No como mis pensamientos, amargos y resentidos. Encendió un cigarrillo, que seguro que hacía el número veintiocho aquel día, aunque acabábamos de comer, tiró la cerilla apagada al suelo, y cogió el periódico.

- En nada de particular -respondió- ¿Por qué lo preguntas?

- No sé...; tenías una cara tan seria y parecía que estabas tan lejos...

Comenzó a silbar, sin fijarse, mientras daba vueltas al cigarrillo entre los dedos.

- Pues el hecho es que estaba pensando si habrían ya seleccionado al equipo de Surrey que tiene que jugar en el campo de Oval contra Middlexes -dijo.

Se sentó en su sillón otra vez y dobló el periódico. Yo me puse a mirar por la ventana. Al poco rato entró Jasper y se subió a mi regazo. ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario